Yoga Adultos

Confort y belleza en el cuerpo. Paz y alegría en el ánimo.

PIDE UNA CITA

    Politicas de Privacidad

    INFORMACIÓN DE CONTACTO

    Síguenos en nuestras redes sociales

    El yoga es una maravillosa práctica milenaria que mantiene su poder con el transcurso del tiempo y más allá de las culturas que lo han adoptado.

    Ofrecemos la práctica de Hatha Yoga por su potencial, en su sencillez, para recuperar la paz mental, el contacto con el Ser y la vuelta a la Esencia. Si bien, al ser una práctica tan completa, permite también la recuperación, la puesta a punto y preservación de todo el organismo. Articulaciones, flexibilidad, agilidad, tono muscular, sistemas funcionales (linfático, digestivo, nervioso, circulatorio…), responden rápidamente y de forma palpable a la práctica de Yoga.

    Hay un antes y un después de una sesión de yoga. Y progresivamente, vamos llevando a nuestro día a día estos efectos, de tranquilidad y bienestar.

    El Hatha Yoga se adapta a todos, independientemente de la edad y condición.

    Los grupos reducidos nos permiten un cuidado y atención personalizada.

    En una Clase de Yoga

    Dedicamos un primer momento al recogimiento, la toma de presencia, con la práctica de la atención, la respiración, la escucha al cuerpo, y desde ahí, al interior.

    Practicamos las asanas, o posturas de yoga, que nos permiten armonizar el cuerpo y las funciones del organismo, y hacer espacio en uno mismo para un mayor contacto, para la disolución de nudos o bloqueos, tanto físicos como emocionales.

    Cerramos con un momento para la relajación, que permite todavía mayor paz mental, el contacto íntimo y la integración de lo vivido en la sesión.

    Grupos

    Dos grupos cada semana:
     Martes y Jueves, de 8.00 a 9.00 de la mañana.

    Jueves, de 20.00 a 21.30 de la tarde.

    «El Yoga no trata de tocarse los dedos de los pies, se trata de lo que aprendes en el camino.»
    -Jigar Gor

    PIDE UNA CITA

      Politicas de Privacidad

      INFORMACIÓN DE CONTACTO

      Síguenos en nuestras redes sociales